A contratiempo revista digital

A Contratiempo
Miércoles 20 de Setiembre del 2017
ISSN 2145-1958 | RSS

Iniciación Musical en Prácticas Colectivas

Daniel Enrique Sanabria

2013-07-18 / Revista Acontratiempo / N° 21
Untitled Document

Iniciación Musical en Prácticas ColectivasIniciación


El Ministerio de Cultura a través de la Subdirección de Artes y en el marco del Plan Nacional de Música para la Convivencia, presenta a la comunidad musical, y en particular a quienes trabajan en el campo de la pedagogía musical, la publicación Iniciación Musical en Prácticas Colectivas, como un aporte al conocimiento de experiencias exitosas en los procesos iniciales de formación a nivel nacional.

El trabajo se desarrollo a partir de un trabajo de campo realizado por el Instituto Departamental de Bellas Artes del Valle del Cauca, que durante el año 2005 realizó una serie de visitas para conocer ocho experiencias de procesos iniciales en la música, distribuidos por varias regiones del país y con base en diversos formatos de las músicas tradicionales colombianas. Esta investigación de campo se retomó en el año 2008, previa revisión de la documentación existente y de la definición de criterios metodológicos con el Área de Música del Ministerio, para que finalmente la Corporación Cultural de Estudio de Musicoterapia presentara los resultados que se consignan en la publicación que se presenta en esta nota.

Utilizando un lenguaje coloquial pero profundo, la publicación presenta a manera de relato cómo han sido las experiencias de estos procesos de formación con niños. Se encontrará allí cómo se estructuró el trabajo del coro de voces blancas articulado con la Universidad del Cauca; se mostrará el trabajo incansable de Alberto “Beco” Díaz (q.e.p.d.) en Yopal, Casanare para la creación del Taller Experimental de Artes con sus agrupaciones Semillas de Cubarro, grupo estable de arpas, y Cantaclaro en la parte coral. El vallenato hace presencia en este relato mostrando lo que la Fundación Niños Acordeoneros y Cantores del Vallenato Andrés “Turco” Gil ha realizado en Valledupar. La música sinfónica se expresa a través de la experiencia de Bellas Artes en Cali con la Orquesta Infantil del Conservatorio, formato que también aparece en la experiencia de la Fundación Batuta en Manizales. No podía faltar la experiencia bandística, tan importante no solo en los procesos formativos de niños y jóvenes, sino en la cultura musical colombiana, la cual se puede conocer a través de la Banda Juvenil de Nocaima (Cund.) y la Banda Estudiantil de Música de Neira Caldas. Finalmente la Mochila Cantora en Bucaramanga, muestra su recorrido de trabajo formativo con niños con diversos formatos musicales.

La publicación  concluye con un análisis de estas experiencias a la luz de los conceptos de sonido y de desarrollo integral, y mediante un balance comparativo de las experiencias estudiadas, muestra la multiplicidad de opciones para lograr resultados excelentes no solo en lo musical sino en lo formativo.

Concluye la publicación destacando los principios del Plan de Música para la Convivencia como una oportunidad para tejer nación desde la libre expresión, la construcción de ciudadanía democrática, la creatividad artística, la cohesión social, el mejoramiento de la calidad de vida y la búsqueda de la convivencia pacífica, en este caso mediante el análisis de procesos desarrollados con el grupo de población más vulnerable, pero también con mayor potencialidad: la infancia.

ImprimirInicio